Abogado de abuso de asilos de ancianos

Si su ser querido ha sido abusado o descuidado mientras estuvo bajo el cuidado de un asilo, entonces usted necesita un abogado de asilos. Esto sucede con más frecuencia que lo reportado ya que los ciudadanos de la tercera edad son algunas de las personas más vulnerables en nuestra sociedad. Un anciano deshabilitado o con deficiencias mentales es aún más susceptible a sufrir abuso o descuido. Hay diferentes clases de abuso en asilos, pero todos son difíciles para su ser querido, emocionalmente y físicamente. Usted espera que su ser querido se sienta seguro, y al enterarse de que ha sido abusado o descuidado puede llevarle a sentir arrepentimiento, tristeza, remordimiento o enojo.

Un abogado de abuso de asilos de ancianos será sensible al tipo de dolor que este tipo de tratamiento causa a su ser querido y a usted, y le guiara por el proceso de recuperación para reubicar la victima a un entorno más seguro.

Clases de Abuso de Asilos de Ancianos

El abuso en asilos de ancianos puede tomar muchas formas. Es importante entender qué tipo de abusos pueden ser impuestos a los pacientes en asilos para que pueda estar atento a las señales y proteger a su ser querido de convertirse en una víctima.

Explotación financiera es la forma más común de abuso en contra de las personas de la tercera edad. Ciudadanos mayores que se sienten solos son las victimas más comunes porque responden positivamente a un tratamiento amistoso. Este tipo de fraude puede resultar simple e indiferente, tal como convencer a la víctima a que done a una causa que no existe o haciendo mal uso de la tarjeta de crédito de la persona o información bancaria. La actividad deshonesta también puede ser extensiva con estrategias elaboradas para agotar los ahorros del paciente o cambiar la compañía de seguros para servicios que no fueron usados.

El abuso físico quizás es la forma de abuso en asilos más fácil de identificar. Usar fuerza física en contra de un paciente que se considera abusivo y puede llevar a lesiones más severas que lo que fue intencionado debido a la debilidad de los ancianos. El uso de farmacéuticos para incapacitar o controlar a una víctima también es considerado una forma de abuso físico. Las lesiones que resultan de abuso físico pueden variar drásticamente, pero en todos los casos lo pueden llevar a la muerte si no se atienden con tiempo.

Descuido también es un problema serio en los asilos ya que si no se revisan continuamente pueden llevarlos a la muerte eventual del paciente. Otras formas de descuido son la falta de proveer comida o agua, olvidar administrar medicamentos o el rehusó a ayudar al paciente a mantener su aseo personal.

Abuso emocional hace que el paciente sienta temor, ansiedad u otras angustias. Los abusadores podrían ridiculizar, humillar, amenazar o maldecir el paciente. Podrían regañar a los ancianos por cosas que están fuera de su control. Abuso emocional pude ser en algunos casos sin querer como en ocasiones que el paciente es ignorado por un periodo de tiempo extensivo, aislado o privado de interacción humana.

Abuso sexual es contacto sexual sin consentimiento mutuo entre el cuidador y el paciente. Esto usualmente sucede porque el abusador está en una posición de autoridad y dominio y la víctima no puede defenderse o está incapacitado por medicamentos administrados o lesiones. Abuso sexual no solamente es físico, también incluye forzar a la víctima a desvestirse sin motivos, mirar imágenes pornográficos o ver el acto sexual ocurrir entre el abusador y otra persona.

¿Cómo enfrento el abuso de asilos de ancianos?

Desafortunadamente, abuso en asilos sucede más de lo reportado. Hay muchos factores que contribuyen a este problema, la falta de personal, fondos y personal médico no calificado pueden ser factores del abuso y descuido en asilos. No obstante, ninguna de estas situaciones hace permisible el abuso o descuido de una persona de la tercera edad. Los operadores de estas instalaciones son responsables de las lesiones que su ser querido sostiene bajo su cuidado.Señales de abuso o descuido en asilos:

  • Cortadas, heridas o llagas
  • Moretones frecuentes
  • Ropa o sábanas sucias
  • Cambios drásticos de peso
  • Conducta depresiva o antisocial
  • Contacte un Abogado de Asilos

Confiamos en que los asilos de ancianos cuidaran de nuestros seres queridos de la tercera edad. Mal comportamiento o negligencia es inaceptable. Un abogado de asilos se asegurara de que investigaciones apropiadas se conducirán y su ser querido recibirá la indemnización que merece.

Si usted conoce o sospecha que un ser querido está sufriendo abuso o descuido en un asilo, póngase en contacto con nuestras oficinas jurídicas gratuitamente llamando al 1-800-GET-GLEN (1-800-438-4536) o complete un formulario de revisión del caso gratis (online case review form) en línea. Platicara con un abogado especializado en casos de asilos de ancianos, quien hará un análisis comprensivo del caso sin costo y le aconsejara de que pasos debe tomar para proteger a su ser querido.